Blogia
familiacubana

ARTESANÍA Y AMOR

ARTESANÍA Y AMOR

 No se si fue el azar o el destino, pero mi encuentro con Zaida Ramos Carranza, creadora  trinitaria que ostenta la maestría artesanal fue muy provechoso para mí.

Durante el diálogo conocí a Jorge Aliz Peña, su esposo, quien, además de compartir su vida emocional  se unió a estos menesteres artísticos. Pero, sin menospreciar la presencia de Jorge, decidí encauzar mi entrevista, primero, con Zaida.

 

Yo: Esta vocación la tiene por herencia familiar?

Zaida: Estos trabajos artesanales los empecé desde niña; lo veía en mi abuela,en mis tías, todas las abuelitas de las casas. Desde niña, desde que tenía 9 años, yo trabajo con todo esto: el crochet, el bordado a mano, el deshilado  

 

ZAIDA: Yo veía a mi abuela, a mi familia, a todas las mujeres de la casa lo hacían. Las más pequeñas se iban inclinando por la artesanía. Recuerdo que nos decían: “mira para que aprendas a tejer, para que aprendas a bordar” y en los tiempos libres cuando regresábamos de la escuela decían “mira tu pañito, mira para que tejas, mira la aguja tuya aquí” y así nos fuimos encaminando todas las mujeres de la familia desde pequeñitas

 

Yo: De aficionada en casa a miembro de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas.

 

Zaida: Para llegar a la ACAA tuve que hacer muchas exposiciones, presentando mis trabajos y fui premiada en muchas ocasiones. Entonces cuando vieron ese currículum pude llegar; cuando ya vieron el resultado de mi trabajo y la calidad del mismo fui captada para la organización.

 

Yo: El deshilado, ¿su principal afición?

Zaida Para hacer un buen deshilado hay que tener, primeramente deseos de trabajar porque es un trabajo muy bonito, no solo se debe desear comercializarlo; hay que tener paciencia y, sobre todo, vista.

 

 

Yo: “Qué le interesa más: vender o exponer?

 

Zaida: Mira yo hago una producción para vender pero siempre estoy trabajando en algo para exponer; hago algo más bonito para exposiciones, para participar en distintas exposiciones


 Yo: El Premio Maestría artesanal, ¿cómo llegó?

Zaida: Ese premio lo logré quizás por el gran amor que siento por mi trabajo, además trabajo con un punto que nos identifica, el punto trinitario, que es muy bonito y fue creado en Trinidad en siglos pasados. Aunque no conocemos bien a fondo esta tradición nos hemos llevado por las referencias de los museos

 

Zaida ahora trabaja la artesanía con su esposo Jorge. Por eso creí necesario incluir a Jorge en nuestro diálogo

 

Yo: ¿Cuándo se conocieron?

Zaida: Él empieza en la artesanía porque le gustaba, a pesar de que era un trabajador del campo, era un agricultor. A él le llamaba la atención todos los trabajos que yo hacía y siempre me decía: “eso lo puedo hacer yo”; se ponía a observar y cada vez que yo dejaba  los trabajos encima de una silla, una mesa o donde yo estaba trabajando él venia y trataba de hacerlo y lo hacía. En ocasiones decía “fíjate a ver si todo está bien” y no bahía, muchas veces, ninguna diferencia y él decía: “de aquí a aquí trabajé yo”.

 

Jorge me miró sonriente, sabía que había llegado su turno y bien que lo merecía porque su obra también es reconocida en la provincia y el país pues ambos pertenecen al Proyecto Agujas de trinidad que auspicia la UNESCO.

 

Yo: ¿Del trabajo en el campo al artesanal?

Jorge: primero yo me gradué de técnico en construcción, en dibujo técnico, que facilitó  o me dio cobertura a desarrollarme,  yo siempre decía que me enseñara y ella me decía que no, “con las manos esas llenas de callos”, como yo estaba en el campo. 

Pero, una vez hice un tapete. Una tía me trajo un pedazo de paño de lienzo, hice un  diseño de una puerta antigua que había en mi casa y lo logré hacer con 5 puntos que ella me enseñó. Hice una cosa sencillita y cuando ella vio que tuvo mercado dijo “vamos a embullarnos” y me  encaminó.

Después le dije: ahora vamos a hacer un mantel con todas las condiciones.  Una amiga de nosotros nos dio un diseño antiguo, lo diseñé en una hoja cuadriculada y lo llevé a la práctica y así fue como cogí el primer premio en un salón. Así seguí

 

Yo: ¿Prejuicios?

Jorge: Oh!, muchos prejuicios pero en Trinidad, por ejemplo, ya esta vocación se ha abierto a muchos, somos muy varoniles, ese es un trabajo que se ha encaminado a las féminas pero es mutuo, es como la mujer que usa saya y el hombre pantalones  pero la mujer usa pantalones también ¿no?, pero bueno como yo estoy tan definido no tengo pena a nada y he expuesto, he enseñado a niñas, mujeres y he encaminado este arte  para adelante; solo nos proyectamos recuperar la tradición y hemos avanzado mucho

 

Yo: Juntos pero no revueltos, ¿verdad?

Jorge: Aunque ella hace su obra y yo la mía, a veces nos ayudamos en  la misma obra y trabajamos igual porque toda la enseñanza que he obtenido a sido a través de ella, a pesar de otras cosas que he buscado en libros. Cuando yo cometo algún error enseguida ella me corrige, quiere ser exacta en cada punto que hay que dar.

Aunque quieras hacer lo mismo que otra persona nunca es igual. Nosotros siempre nos parecemos en el trabajo pero cada cual tiene su estilo  y cuando eres un tejedor o tejedora que tienes tu línea y la mantienes con buena calidad siempre es reconocida y te reconocen el punto como es, porque nadie lo hace igual.

Zaida: es un reto, me propuse que mi trabajo siempre fuera lo mejor, siempre estuve buscando yo misma mis defectos, dónde puedo mejorar. Quiero siempre que mi obra sea mejor porque siempre se hace notar. Mi punto me relaciona con Trinidad

 

 Yo: Vida artística juntos….

Zaida. Trabajamos en conjunto, por ejemplo si decimos vamos a llevar 10 mentales o guayaberas decimos: yo voy a hacer 5 y tu cinco pero si en el tiempo establecido uno termina primero que el otro nos ayudamos para terminar los dos juntos.

Jorge: Como a mi me está escaseando la vista no trabajo de noche pero ella a veces me deshila los trabajos  y yo por el día los trabajo, también  como ella tiene más tiempo y  trabajamos parecido, parecido (subraya) porque ella es una excelencia, es difícil hacerlo igual.    

Cuando es para exposiciones cada uno hace su trabajo individual y nos sale bien todo

 

Yo: La artesanía ¿consolida el matrimonio?

Jorge: No solo consolida el matrimonio, yo creo que yo la acabé de criar a ella  porque desde niños nos conocemos, nos casamos cuando ella tenía 16 años y yo 17 y ya llevamos 38 años de casados 

 

Yo: Insisto: ¿La artesanía ha consolidado el matrimonio o el matrimonio la artesanía?

Zaida: Creo que las dos cosas porque cada día hay que estar más unidos, dándonos ideas, hablando todo el tiempo; creo que es la base del matrimonio, hablamos de modas, del trabajo, estamos juntos.

Jorge: Fíjese si es así que yo por el amor  que siento por ella traté de aprender esto para estar más unido a ella.

 

Yo: ¿Han soñado con la obra de la vida?

Jorge: He hecho varios diseños, creo que ya hice la obra la vida pero no se dio a conocer, por problemas de mercado, era un mantel  de 360 cm de largo  con 280 cm de ancho y trabajado con puntos muy complicados

Zaida: Yo he pensado en muchas cosas pero me gustaría una vista de Trinidad, el parquecito, la iglesia una calle pero que me identifique con esta villa.

 

 

Aclaración necesaria:

Las labores de aguja: el bordado, tejido y deshilado; las técnicas de bordados de randa, los tejidos a crochet, las técnicas de frivolité, el miñardí y el bolillo, realizados por mujeres artesanas y algunos hombres audaces, han sido conservados y transmitidos por generaciones, manteniendo así la memoria colectiva y la tradición familiar artesanal en Trinidad.

El Proyecto Agujas Trinidad tiene como propósito primordial involucrar una mayor cantidad de personas en correspondencia con el potencial de la región, vincular el trabajo artesanal al diseño contemporáneo, lograr una producción estable, con espacios especializados de comercialización y con ello elevar las ventas, suministrar materiales de calidad, capacitar a los participantes y adecuar las producciones tradicionales a las exigencias del mercado contemporáneo.

Como consecuencia de las acciones realizadas hasta el momento, se han obtenido resultados económicos satisfactorios gracias a la aceptación y demanda del público, por la creciente calidad y variedad de los productos que se han presentado en los eventos en que ha participado el Proyecto, lo que le ha ganado diferentes distinciones, entre las que destaca una artesana que obtuvo el Reconocimiento a la Excelencia de la UNESCO . Otros han sido premiados con la Maestría Artesanal, y en la edición de la Feria Internacional de Artesanía, realizada en 2007, el stand presentado por este Proyecto logró el Premio FIART.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres